Pídenos hora
93 209 55 55

Web Médica Acreditada. Ver más información
qué significa estar acreditado?

FAD - Fundación de Ayuda contra la Drogadicción


[cocaína-historia]

La denominación de coca proviene del aimará que significa: "comida o alimento de los viajeros o trabajadores". Su etimología alude al antiguo conocimiento de que la masticación de las hojas permite efectuar arduos trabajos o largas caminatas consumiendo una escasa cantidad de alimentos. En Centro y Sudamérica el hábito de mascar hojas de coca se remonta a tiempos muy antiguos. Los restos más antiguos de hojas de coca han sido hallados en una tumba peruana que data de aproximadamente 500 años d. JC. El origen de la coca se atribuye al territorio en el que se asentó la cultura incaica, aunque algunos investigadores opinan que la llevaron a Perú indios procedentes de Colombia. Los yaravíes o juglares incas, agradecían el regalo de la coca a los hijos del Sol: Manco Capac y Mama Oclo, su hermana y esposa, fundadores míticos del imperio. Al principio su uso estaba reservado para las castas real y la sacerdotal, que las utilizaban como ofrendas quemándolas para honrar de sus dioses. Sus hojas eran consideradas símbolo de la divinidad y creían que "los ángeles de Dios le habían regalado al hombre la hoja de coca para saciar al hambriento, reanimar al cansado, reforzar al débil y hacer olvidar sus pesares al desdichado". Los incas estaban aclimatados a las grandes altitudes, pero el uso de la cocaína les facilitaba la realización de los trabajos más pesados en las condiciones más adversas.Posteriormente, los mayores consumidores de coca fueron las clases populares peruanas.

Los primeros exploradores llevaron a Europa noticias de esta planta y a partir del siglo XVII se encuentran referencias sobre sus propiedades en los textos de medicina europea. Un siglo antes, basados en criterios moralistas, los españoles habían intentado prohibir su uso entre los indígenas, hasta que descubrieron sus ventajas como incentivo en la habitual jornada de 20 horas entre los indígenas que trabajaban en las minas, donde se les daba una bolsa de hojas de coca y así aumentar la extracción de minerales. Era una práctica muy común en las minas de plata de Potosí.

En Europa y Estados Unidos a mediados del siglo XIX se inició un aumento en la entrada y difusión de la coca. Se debió principalmente a Angelo Mariani, que en el año 1883 patento el "Vin Mariani", un extracto de coca diluido en vino que no tardó mucho en ser una bebida muy popular. Lo describían como una bebida refrescante y como tratamiento para la tisis. Los médicos publicaron artículos recomendando su uso como remedio para enfermedades comunes, que iban desde la irritación de garganta hasta la indigestión. En el año 1886 el farmacéutico de Georgia  John Pemberton, inspirado en el Vino Mariani formuló la Coca-cola, una bebida que describió como "vino francés de coca, tónico ideal" que contenía coca y agua común, y posteriormente realizó algunos cambios sustituyendo la coca por extracto de nuez de cola, rica en cafeína, y la base de agua común por agua carbonatada. Hasta principios del siglo XX la coca no fue eliminada de la fórmula de la Coca-cola.

El químico alemán Albert Niemman en 1860 obtuvo cocaína pura de las hojas de coca mezclando zumos acuosos de la planta con solventes orgánicos. Demostró que la mayor parte de los efectos producidos por las hojas de coca se debían a la cocaína. Los médicos iniciaron investigaciones sobre el uso terapéutico de la cocaína y fue Sigmund Freud  quién publicó el articulo titulado "Über Coca", en el cual defendía los beneficios de la cocaína como el sentimiento de euforia, el despeje mental, la energía e inapetencia, y así se inició la difusión de la prescripción de la cocaína para aliviar la ansiedad y la depresión. Otro de los usos que daba Freud a la cocaína era el de tratar de reducir los síntomas producidos por el abuso de morfina.  Ernst Fleischl, médico y amigo de Freud se había convertido en morfinómano debido a los dolores producidos por la amputación de un dedo pulgar. Fleischl empezó a consumir cocaína endovenosa para intentar prescindir de la morfina, pero enseguida precisaba de mayores dosis de cocaína. Después de cada inyección de cocaína le sobrevenía una rápida pero breve euforia seguida de una inmediata depresión grave, Fleischl se inyectaba cocaína en dosis cada vez mayores, hasta que al fin acabó con un deterioro mental como es la psicosis, siendo el suyo uno de los primeros casos registrados de psicosis causada por la cocaína.

A finales del siglo XIX la cocaína llegó a ser tan recetada como los tranquilizantes en la actualidad. A pesar de conocer los peligros del abuso de la cocaína, se inició su uso como anestésico local eficaz para la cirugía menor. En 1905 se introdujo la procaína, un anestésico local parecido a la cocaína que produce en el paciente una menor estimulación mental. La procaína y sus derivados siguen siendo hoy día básicos para la anestesia local.

[cocaína-formas de presentación]

Hojas de Coca

El Erythroxylon es un arbusto que crece silvestre en las regiones andinas de Sudamérica. Existen cerca de 250 variedades diferentes. El Erythroxylon coca, conocido como "huanaco" de Bolivia, puede alcanzar hasta cuatro metros de altura si no se cuida. Sus flores son color crema y sus frutos son de color escarlata parecidos a los arándanos. Las hojas, que es donde se encuentra el alcaloide denominado cocaína, son lisas y ovaladas, de entre tres y seis centímetros de longitud. Además del huanaco boliviano, la otra variedad que se cultiva para producir el alcaloide es la Erythroxylon novogranatense conocida como "trujillo" en Perú y Colombia; sus hojas son más pequeñas y su contenido en cocaína es menor por la presencia de otros alcaloides.
Los gumbieros, indígenas andinos que mastican hojas de coca, cortan las matas cuando son pequeñas y las llaman ilyimera que en quechua quiere decir pájaros pequeños. Las hojas de coca contienen muchos alcaloides, el más importante es la cocaína. Adicionalmente es una fuente alimenticia bastante nutritiva. Cien gramos de hojas contienen en promedio 305 calorías, 18.5 gramos de proteínas, 42.6 de carbohidratos y cantidades menores de vitamina C; así como los requerimientos diarios de vitamina E, calcio, hierro, fósforo, riboflavina y vitamina A recomendados por la Organización Mundial de la Salud para el consumo de un adulto. La masticación de las hojas de coca o también llamada "Coqueo", se realiza simultáneamente con otra planta que contiene una sustancia alcalina o mezclada con cal o ceniza, de forma que se facilita su absorción a través de la mucosa oral.

Pasta de Coca, "Pasta base" o "Sulfato de cocaína"

Es un homogeneizado de hojas de cocas sometidas primero a desecación y maceración, y tratado posteriormente con solventes orgánicos como keroseno o gasolina, combinado con ácido sulfúrico. El resultado es una pasta de color pardo/negro que se fuma en pipa o mezclada con tabaco o cannabis.

Clorhidrato de Cocaína

Se obtiene tratando el sulfato de cocaína con ácido clorhídrico, realizando posteriormente su extracción con acetona y etanol. El aspecto es de un polvo blanco, cristalino o cristales incoloros que habitualmente se consumen por inhalación a través de las fosas nasales. Su solubilidad en agua posibilita que pueda consumirse mediante inyección intravenosa.

Cocaína Free-Base
El clorhidrato de cocaína se trata con una base y disolventes volátiles como el amoníaco y el éter, liberando el alcaloide de los iones clorhidrato. De ello se obtiene un polvo blanco-parduzco que se consume inhalado-fumado.

Crack
Se consigue a partir del clorhidrato o del residuo de pasta base tratado con bicarbonato e hidróxido amónico. Es quince veces más barato que el clorhidrato de cocaína. Las impurezas de la pasta hacen que no sea administrable por vía intravenosa, y que abrase el conducto nasal, limitando su uso a pipas especiales de vidrio, o aspirándola en papel de plata. Posee idénticas características farmacológicas a la cocaína Free-Base.

[cocaína-efectos]

Mecanismo de acción de la cocaína

Actúa sobre los neurotransmisores dopamina, noradrenalina y triptófano (precursor de la serotonina) aumentando su síntesis, liberación sinaptica y sensibilidad postsináptica, y bloquea la recaptación presináptica.

Neurotransmisores sobre los que actúa la cocaína:

  1. Dopamina: neurotransmisor sobre el que la cocaína actúa en mayor intensidad. Es responsable de la sensación de euforia, agudeza mental, estimulación sexual, reducción de la fatiga y del apetito,.
  2. Noradrenalina: aumenta la energía y la capacidad de trabajo, produce vasoconstricción, elevación de la tensión arterial, taquicardia, sudoración y temblor.
  3. Serotonina: responsable sobre su acción en el sueño. Potencia a la vez la acción de la dopamina.

Trastornos asociados a cocaína

Nuestro organismo reacciona al consumo de cocaína presentando los siguientes signos y síntomas:

  1. Cardiovasculares: arritmias, hipertensión, infarto de miocardio, cardiomiopatías, isquemia renal, ruptura aórtica.
  2. Pulmonares: edema agudo de pulmón, neumotorax, neumomediastino.
  3. Metabólicas: hipertermia, insuficiencia renal, coagulación intravascular diseminada.
  4. Sistema nervioso central: hemorragia intracraneal, edema cerebral, isquemia cerebral, convulsiones/epilepsia.
  5. Perinatales: retardo del crecimiento, muerte fetal intrauterina, parto prematuro, malformaciones fetales.

Intoxicación aguda por cocaína

Los efectos de una intoxicación aguda por consumo de cocaína son los de una estimulación generalizada simpaticomimética que afecta a los distintos aparatos y sistemas del organismo.

  1. Sistema Cardiovascular: taquicardia o bradicardia, hipertensión, arritmias, vasoconstricción periférica, paro cardíaco.
  2. Metabolismo: hipertermia, acidosis láctica.
  3. Ojos: midriasis (dilatación de la pupila), vasoconstricción, nistagmus vertical.
  4. Aparato respiratorio: respiración irregular, aumento de la frecuencia respiratoria, parada respiratoria.
  5. Aparato gastrointestinal: anorexia, nauseas, vómitos, diarreas.
  6. Sistema Nervioso Central: ansiedad, confusión, excitabilidad, euforia, alucinaciones, alteraciones de las sensaciones táctiles, convulsiones tónico-clónicas.

Abstinencia de cocaína

El síndrome de abstinencia por cocaína presenta alteraciones de las que destacan el estado de ánimo disfóricos (depresión, irritabilidad, ansiedad), apatía, astenia, insomnio o hipersomnia, alteración de la concentración, alteración de la memoria, ansiedad y agitación

Trastorno delirante por cocaína
Síndrome delirante orgánico que aparece poco después del uso de cocaína y persiste más allá del tiempo del efecto de la sustancia. Se caracteriza por ideas delirantes de tipo persecutorio, alucinaciones, ideación de grandeza, suspicacia, reacciones violentas y agresivas, cuadro alucinatorio dermatozoico. 

Delirium por cocaína

Aparece en las 24 horas que siguen al consumo de cocaína, desapareciendo cuando los efectos farmacológicos de la sustancia se extinguen. Se caracteriza por:

  • Obnuvilación de conciencia
  • Desorientación auto y alopsíquica
  • Trastornos mnésicos (de memoria)
  • Aumento o disminución de la actividad psicomotora
  • Alteración del ritmo sueño vigilia
  • Ilusiones y/o alucinaciones
  • Pensamiento desorganizado
  • Lenguaje vago, incoherente

Otros trastornos que se pueden presentar son el trastorno de ansiedad, disfunción sexual, trastornos del sueño y trastornos del estado de ánimo.

 

[cocaína-tratamiento]

El tratamiento de la dependencia de cocaína se presenta como un problema complejo que precisa una intervención a diferentes niveles. Los principios generales del tratamiento son semejantes a los opiáceos en cuanto a la posibilidad de tratamientos ambulatorios y hospitalarios, así como el uso de comunidades terapéuticas.
El perfil del consumidor de cocaína es muy heterogéneo y por ello requieren esquemas de actuación diferentes. Algunos terapeutas clínicos prefieren el tratamiento hospitalario de forma rutinaria para la desintoxicación inicial, y otros eligen el tratamiento ambulatorio. Los principales criterios para realizar un tratamiento hospitalario serían: la presencia de depresión grave, manifestaciones psicóticas que persisten tras el abandono del consumo.

Desintoxicación

El síndrome de abstinencia de la cocaína difiere su sintomatología a la que se presenta con los opiáceos, alcohol o tranquilizantes. Puede aparecer astenia, disforia, alteraciones del sueño, ansiedad o anhelo por consumir y síntomas depresivos, que ceden casi siempre entre 7 y 15 días, pero la recuperación del sueño, el estado del ánimo y la cognición pueden recuperarse más lentamente. La desintoxicación puede realizarse de forma ambulatoria u hospitalaria.

Modelos terapéuticos

Los pacientes con síntomas de dependencia se les deben plantear la abstinencia total y permanente como único objetivo; el abandono parcial anticiparía la recaída. Pero esta perspectiva puede subestimar los beneficios de la reducción de forma sustancial y prolongada del consumo que no llega a la abstinencia total.

  1. Psicoterapia y modificación de la conducta: son técnicas cognitivo-  conductuales.
  2. Terapia de apoyo: sus aspectos específicos se superponen con los     conductuales.
  3. Psicodinámicas: destacan los motivos inconscientes del consumo como la       sensación de vacío o la depresión.
  4. Psicoterapia grupal: se centra en las relaciones y utiliza las interacciones del   grupo para demostrar la dificultad individual y ofrecer conductas alternativas

La combinación y empleo conjunto de diferentes técnicas psicológicas y psicofármacos permiten alcanzar mejores resultados.